PRIVACY POLICY

All RIGHTS RESERVED / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS COPYRIGHT © 2016 LARMAGAZINE

Monterrey, Nuevo León, México. CP 64920

CAPITALISMOS

por LARMAGAZINE


〈 PREVIOUS PAGE INDEX.038 CAPITALISM NEXT PAGE 〉

Read in english


Capitalismo

El capitalismo es un sistema económico cuyo eje central es la propiedad privada. Su definición básica implica la puesta en marcha de diversos medios de producción con el objetivo generar ingresos. Sin embargo esta definición debe ser analizada dentro de márgenes mucho más amplios, puesto que incluye conceptos tan importantes como: la competitividad de mercados financieros a nivel global; un complejo sistema para la asignación de precios, costos y salarios; la acumulación de riqueza; el intercambio voluntario de horas de trabajo por una remuneración; etc. La definición del capitalismo no es absoluta y está en constante evolución, dependiendo de los niveles de intensidad en la competitividad; en la regulación de los gobiernos; y en el libre mercado.


Capitalismo tardío

El capitalismo tardío es, como su nombre sugiere, una etapa tardía de asimilación de las normas en las que opera la generación de riqueza dentro de la sociedad. Entre sus rasgos generales destacan la concentración de riqueza en pocas pero muy poderosas empresas; la dependencia en los gobiernos para estabilizar el sistema económico; la existencia de democracia para legitimar su funcionamiento (disipando al mismo tiempo a la oposición); y la férrea aplicación de salarios nominales para calmar a la fuerza laboral y evitar que se rebele. Una de sus características notables es la capacidad de adaptación para perdurar frente a revoluciones culturales, derrocamientos políticos y transiciones sociales de diversas índoles. Dentro del entorno geopolítico actual esta nueva versión del capitalismo describe la manera en la que los países pobres son dominados por la exportación de capital, así como por medio de intercambios inequitativos en el mercado global y la existencia de monopolios. Quienes hoy administran el capital concentran su atención en las lagunas que existen en la reglamentación del mercado para garantizar la supervivencia del capitalismo.


Capitalismo temprano

En la historia de la economía el capitalismo temprano definió un orden temporal en la estructura de la sociedad, mismo que se vio trastocado después de la Segunda Guerra Mundial. Esto dio paso a la llegada de una nueva etapa, conocida como capitalismo tardío y que está marcada por la tendencia a la innovación tecnológica, la inflación motivada por el otorgamiento de créditos y por el trance entre las sociedades coloniales hacia un entorno neocolonial.


Capitalismo puro

El concepto de capitalismo puro, o de libre mercado puede ser definido por medio de la expresión francesa Laissez faire, laissez passer, cuya traducción arroja “dejen hacer, dejen pasar”. En esencia es una tendencia que aboga por la ausencia de regulaciones gubernamentales al mercado, con el objetivo puntual del beneficio económico. No está motivado por tendencia intelectual alguna, por lo que a menudo es criticado por su carencia de restricciones, mismas que inclinan la balanza en contra de las garantías sociales de los trabajadores. Sin embargo la caída de barreras nacionales en función de un mercado global es un indicador de que el libre mercado ha logrado instituirse de manera poderosa, haciendo evidente, de paso, la incapacidad de los gobiernos de controlar la crudeza del funcionamiento capitalista actual. Un rasgo negativo de esta concepción del capitalismo es que suele no poner atención a la calidad de los productos, así como a la protección medioambiental, o al respeto a los derechos humanos.


Capitalismo bancario

El capitalismo bancario está constituido por una red de vínculos entre fideicomisos, bancos y monopolios. Ya a principios del Siglo XX el Marxismo destacó el papel del capital financiero como el interés específico de la clase gobernante, anticipando etapas subsecuentes de desarrollo, como en la que nos encontramos ahora, más de un siglo después. Es en el escenario actual que se ha encumbrado al manejo bancario del capital como la columna vertebral del capitalismo internacional. Para algunos se trata incluso de una especie de “dictadura financiera y/o comercial”, misma que no parece dar muestras de declive, ni a mediano, ni a largo plazo.


Mercantilismo

El mercantilismo es una modalidad temprana del capitalismo que surgió a finales del Siglo XVI caracterizada por un enfoque que hizo embonar los intereses de los negocios nacionales con los intereses del Estado y el imperialismo. Esta mancuerna hizo posible que el aparato del estado catapultara dichos intereses hacia el exterior. Con este tipo de estrategias, mejor definidas como mecanismos de control, se reguló el comercio, la adquisición de bienes y el comercio entre diversos países, colonias y productores. Hoy día es percibido como una especie de versión primitiva del capitalismo en la que existía el concepto erróneo, o al menos ingenuo, de que la riqueza de una nación puede crecer por medio de un balance positivo del comercio con otras naciones.


Capitalismo de Estado

El capitalismo de Estado consiste en una economía controlada completamente desde el gobierno. Para ello es necesario que las empresas sean propiedad del Estado, u operen como subsidiarias, y que exista un control riguroso del mercado con fines de lucro. Este tipo de proyectos económicos proliferaron a lo largo del Siglo XX, y se caracterizaron por el nombramiento de burócratas en puestos directivos. Las versiones actuales de capitalismos de Estado se diferencian porque cotizan en el mercado público y son eficientes gracias a cuantiosas inversiones institucionales. La reflexión en torno a su efectividad aborda aspectos como su capacidad productiva y la distribución justa de la riqueza.

El concepto capitalismo de Estado puede ser utilizado en forma peyorativa para describir la influencia negativa del estado sobre los negocios. Una definición alternativa refiere a la cercana y virtuosa relación que puede generarse entre estados y empresarios privados. Dentro de este tipo de relación dichas empresas cuentan con la garantía de entrar a un mercado. Es el caso, por ejemplo, de la incursión gubernamental en la planeación, decisión e inversión en energía y transporte. El debate crítico sobre la existencia de este modelo tuvo sus orígenes a principios del Siglo XX dentro del marxismo. China es, sin embargo, un modelo actual de capitalismo de Estado. La diferencia de este sistema con el socialismo de Estado, es que en el segundo no pueden existir empresas privadas o competencia alguna.


Capitalismo comunitario

El capitalismo comunitario puede ser descrito como una manera de entender la interacción de una sociedad con el mercado, siempre ubicando en el centro del debate el bienestar de las personas. De igual manera esta corriente busca mantener el respeto al medio ambiente, garantizando al mismo tiempo la producción de bienes que no lo afecten. Históricamente ha tenido lugar una especie de antagonismo natural entre esta concepción del capitalismo y el así llamado “capitalismo puro”, pues este último aboga por la libertad irrestricta del hacer negocios dejando en un segundo término a los intereses de la comunidad. El perfil humano del capitalismo comunitario ha demostrado su eficacia en países europeos, sobre todo del norte de ese continente; así como en Australia.


Capitalismo infantil

Concentrado mayormente en Japón, el así llamado capitalismo infantil responde a una serie de factores socioculturales generados en la situación excepcional de pérdida de valores trascendentales, la extrema industrialización y el corporativismo. Varias generaciones han transcurrido ya dentro de un modelo de funcionamiento del mercado, que reduce las negociaciones y el esquema de competitividad a algo parecido a niños jugando. La actitud “infantil” de los diversos agentes que conforman esta versión del capitalismo postindustrial es, sin embargo, muy descriptiva de los mecanismos reales en los que operan actualmente los mercados a nivel global. Pero más allá de esta interpretación, el comportamiento de los individuos que viven en una sociedad así (en este caso la japonesa) manifiestan por una parte un elevado nivel de profesionalismo en las diversas áreas que propelen la economía, y por la otra dan la impresión de estar absortos dentro de una especie de obsesión infantil. Por lo mismo el capitalismo infantil puede ser definido como la llegada de un mundo utópico; o por el contrario como una terrible distopía.


Capitalismo social

El capitalismo social es un modelo de capitalismo generacionalmente vinculado a los millenials, que plantea nuevos paradigmas en cuanto a la generación de riqueza. No es lo mismo que sociocapitalismo, un concepto asociado con modelos económicos de la izquierda latinoamericana. Tampoco tiene que ver con el así llamado “Capitalismo del Rin” (conocido también como Capitalismo Social). Esta nueva definición tiene que ver en cambio con el mundo del acceso a la información en internet y en especial con redes sociales. Se trata de un mundo virtual en el que likes, shares y followers se transforman en medidores determinantes para el valor de ciertas cosas. Términos como Influencer o Youtuber describen figuras fundamentales en éste sistema. Es un tipo de capitalismo que ocurre en espacios virtuales y sigue leyes de mercado muy diversas con el objetivo de “socializar” y “viralizar”. Por otra parte, el capitalismo social, está impulsado básicamente por la colaboración y el intercambio, sustituyendo un orden jerárquico en el que normalmente hay alguien físico (persona) controlando todo, con un sistema auto-organizado por programadores de software, aplicaciones y componentes. Es así que vemos cómo surgen nuevas formas de capitalización como los llamados crowdfunding, grupos de venta, tiendas online, cursos en línea.


Capitalismo gerencial

En 1984 el profesor de Harvard Alfred D. Chandler Jr (Estados Unidos, 1918–2007) definió el capitalismo gerencial como una modalidad particular del capitalismo prevaleciente a lo largo de casi todo el Siglo XX caracterizada por la dominación de grandes organizaciones burocráticas sobre el mercado. Esto se diferenció de versiones anteriores del capitalismo en las que la toma de decisiones dependía directamente de los dueños. Según algunos estudiosos esto se debió a diversos factores, como la llegada de la tecnología de la información; el creciente capital intelectual; el desarrollo de carreras dentro del ámbito y el surgimiento de nuevos modelos de estructuras organizacionales.


Capitalismo accionista

El capitalismo accionista (o de accionistas) es un sistema económico en el que el modelo corporativo dominante son compañías legalmente independientes que pueden condensar capital proveniente de diferentes accionistas con responsabilidad limitada, y que se complementa con un mercado bursátil abierto para intercambiar las regalías libremente.


Turbo capitalismo

El concepto del turbo capitalismo refiere a una forma no regulada de capitalismo iniciada en la década de los ochenta que se caracteriza por la ausencia de regulación a bancos y sistemas financieros; la privatización, y la asignación de intereses bajos a quienes más ingresos perciben. Estos beneficios estimulan a los bancos a tomar riesgos para obtener ganancias por medio de complejas estrategias financieras, en lugar del tradicional esquema de préstamos. De igual manera se fomenta la existencia de monopolios y la disminución de derechos laborales. Existe la sospecha de que este modelo capitalista contribuyó en gran medida en la creación de una burbuja de créditos entre 2001 y 2007 que resultó insostenible y ocasionó una crisis mundial.


Capitalismo responsable

Por capitalismo responsable se entiende una tendencia dentro de la economía del libre mercado en la que la regulación gubernamental busca evitar las desigualdades características del capitalismo, y sus excesos. Para que este modelo funcione es esencial una visión proteccionista hacia los desempleados y la población con ingresos bajos por parte del estado. Esto sólo es posible exigiendo el pago de mayores impuestos a quienes más ganan. Por ello se estimula el desarrollo del sector privado, aunque siempre siendo el Estado quien se encarga de sectores como la salud, educación y el transporte público.


Capitalismo de compadrazgo

Capitalismo de compadrazgo es una manera de describir cómo el éxito de algunos negocios se relaciona con el tráfico de influencias con servidores públicos, políticos ocupando cargos importantes y/o cualquier persona con autoridad. Si bien existieron ejemplos de este modelo corrupto del capitalismo a inicios del Siglo XX, sobretodo en Estados Unidos, probablemente hoy se encuentre mucho más extendido en países asiáticos y latinoamericanos.


Capitalismo avanzado

El capitalismo avanzado o capitalismo de consumo es un concepto proveniente de las ciencias políticas. Depende de la demanda de bienes de consumo en el centro del intercambio comercial, especialmente dentro del modelo de manipulación de potenciales compradores que adquieren productos por medio de la seducción. Para que este modelo perdure el modelo capitalista debe estar firmemente establecido, con una aceptación social extendida y una prácticamente carente existencia de activismo político. Se trata de un sistema en el que los excesos son la norma.


Capitalismo popular

En el ámbito conservador de la política internacional se ha acuñado el concepto de capitalismo popular para sugerir el compromiso del Estado con el beneficio comunitario. Esto implicaría un grado importante de redistribución de bienes y la garantía de un determinado nivel de seguridad social para la población en general. Sin embargo en distintos ámbitos se ha comentado el alto nivel de vaguedad en ese tipo de compromisos y se ha revelado que la posible causa sea el populismo y la intención de mostrarse como una propuesta atractiva ante los votantes. Es poco probable que los gobiernos neoliberales y de derecha estén dispuestos a regular al sector financiero para prevenir la desigualdad social.


Capitalismo de vigilancia

El capitalismo de vigilancia es una variación reciente del mercado con una lógica específica basada en la acumulación de capital por medio de una estrategia algorítmica e informática de extracción de información relativa a los perfiles, diferenciados y en extremo detallados, de los miembros de la sociedad. De manera casi maquiavélica se traduce toda la información compilada en la mercantilización de todos los aspectos de la realidad. Hay un app para todo. Esta impresionante base de datos contiene datos sobre el comportamiento de millones de usuarios con el objetivo de analizarlos y transformarlos en ventas. Existe una arquitectura global de mediación computacional que se dibuja como una nueva expresión de poder totalitario que amenaza conceptos tan básicos como la libertad, democracia y privacidad.


Capitalismo Cognitivo-Cultural

Capitalismo cognitivo-cultural está representado por sectores como la industria de alta tecnología, los servicios empresariales y financieros, los servicios personales, los medios de comunicación, las industrias culturales. Se caracteriza por tecnologías digitales combinadas con altos niveles de trabajo cognitivo y cultural.

El concepto de economía cognitiva cultural se ha asociado con el “postfordismo”, la “economía del conocimiento”, la “nueva economía” y los mercados laborales altamente flexibles.

A medida que la producción masiva fordista comenzó a disminuir después de mediados y finales de la década de 1970 en los países capitalistas avanzados, un sistema más flexible de actividad productiva comenzó a ocupar su lugar. El concepto de capitalismo cognitivo-cultural se ha desarrollado como respuesta a la insuficiencia de las interpretaciones de esta transición de un modelo fordista a un posfordista de “acumulación flexible”, como lo describe Carlo Vercellone.


Capitalismo cognitivo

Los teóricos del capitalismo cognitivo creen que se centra en la acumulación de activos inmateriales, especialmente relacionados con el núcleo de información de los productos, que están protegidos a través de los derechos de propiedad intelectual, es decir, medios legales como las patentes. Estas patentes, tal como las usan las marcas, en sectores como el farmacéutico, la agroindustria y el software (Microsoft), permiten la creación de un valor excedente resultante de las rentas monopolísticas. La contradicción del capitalismo cognitivo es que los productos en sí mismos son generalmente baratos de producir, por lo que deben mantenerse en un estado de escasez artificial a través de la protección de la propiedad intelectual. El capitalismo cognitivo está asociado con el proceso de una apropiación privada de Information Commons.

Para interpretaciones relacionadas, vea la teoría del capitalismo sectorial, que ve la clase Hacker, que produce valor de uso pero no puede darse cuenta de su valor de cambio porque no posee los vectores de información (los medios de distribución, como los medios de comunicación), enfrentándose a la clase vectorial, que posee los vectores.


Capitalismo netarquico

La interpretación del capitalismo netarquico, argumenta que debido a la distribución de los medios de producción (computadora en red), que socava tanto los monopolios de los capitalistas cognitivos (a través de la creación de Information Commons, como la Clase Vectoral (a través de la naturaleza distribuida del Internet)), está allanando el camino para los capitalistas netarquicos, que habilitan, pero también poseen, las plataformas participativas.



  • Las fuentes de estas definiciones son en su mayoría wikipedia y encontradas en búsquedas de google. Es un ejercicio de encontrar definiciones y nuevos términos y es un artículo que puede ir creciendo con el tiempo. Seguiremos vaciando información que encontramos e invitamos a nuestros lectores que nos envíen a info@lar-magazine.com otras definiciones de tipos de capitalismo si quieren contribuir.

〈 PREVIOUS PAGE INDEX.038 CAPITALISM NEXT PAGE 〉

Pg 22/27

0 views