SELECTION

Curated Art Sale for Funding

ACHE; Alejandra Baltazares; Alejandra España; Alysia Davis; Carlos Balderrama; Carlos Castro; Carlos Lara; Daniel Pérez Ríos; Dominique Suberville; Emilio Rangel; Floria González; Georgia Durán; Jimena Schlaepfer; Julia Carrillo Escalera; Lorena Carrillo; María Fernanda Barrero; María García-Ibañez; Miho Hagino; Nora Gómez; Roberta Marroquín; Rodrigo Imaz; Ruth Aragón; Susana Cantú; Tania Ximena; Tetei Cornejo; Veronique Chapuy

Tania Ximena - ...era la primera vez que el hombre recuerde II, 2018
  • Tania Ximena - ...era la primera vez que el hombre recuerde II, 2018

    ...era la primera vez que el hombre recuerde II, 2018

    100x100cm

    Temple/Tela 
    ....

    Se encuentra en CDMX

    Sin enmarcar

    • SEMBLANZA

       

      Descripción del proyecto

       

      ANTES DEL PRESENTE

      Tania Ximena(1985) estuvo en  residencia en la ciudad de Honda,Colombia,durante el mes de julio de 2017 como resultado de un convenio de colaboración entre Casa del Lago, UNAM y la Fundación FLORA ars+natura, un espacio en Bogotá dedicado a explorar las relaciones entre arte y naturaleza. Tania Ximena fue la quinta artista en realizar esta residencia, después de Tania Candiani en 2013, Eduardo Abaroa en 2014, José Jiménez en 2015 y Ling Sepúlveda en 2016.

      El emblemático poblado de Honda, cercano al cinturón volcánico de la cordillera central colombiana, que incluye los volcanes de Huila, Tolima, Nevado de Ruiz, Santa Isabel, Cerro Bravo y Machín, se convirtió para Tania Ximena en una base estratégica de planeación desde la cual partió para realizar distintas expediciones y trabajo de campo en dicha zona geográfica y, en particular, en el Nevado de Ruiz.

      En su práctica, esta artista suele aproximarse al género del paisaje desde diferentes flancos y disciplinas: el alpinismo, la vulcanología, la investigación científica e histórica y la introspección personal y espiritual, con el fin de desplazar la noción de paisaje como algo que solo se observa por la de territorio, en tanto cambiante entramado de factores sociales y naturales. Esto encarna, sin duda, asumir las dificultades de toda traducción y plantear la siguiente pregunta: ¿cómo pasar de una experiencia a una imagen? En geografía como en arquitectura, la representación se materializa en el plano y la maqueta. El primero es una conjunción de convenciones gráficas que proveen información puntual del área abarcada y sus particularidades topográficas; la segunda es una representación volumétrica a escala que, desde la mímesis ofrece una imagen asible para el ojo no familiarizado con las convenciones científicas.

      Para esta exposición, Tania Ximena creó un híbrido: un mapa volumétrico en el que confluyen geografía y cosmogonía, mito e historia y una imagen afectiva de su relación con el territorio. La escultura que se extiende por el suelo de este espacio yuxtapone elementos de la zona geográfica ya mencionada -como ríos, montañas y valles- con representaciones volumétricas de los volcanes, símbolos científicos y formas tomadas de las culturas precolombinas locales. El mapa es, simultáneamente, una crónica que incluye sucesos como el alucinante desprendimiento de grandes bloques del glaciar del Nevado de Ruiz tras la erupción de 1845 y sus consecuentes avalanchas de lodo volcánico.

      Dicho acontecimiento geológico se repetiría casi siglo y medio después cuando, en 1985, tras otra fuerte erupción, el lahar volcánico cubriera la ciudad de Armero y ocasionara un lamentable desastre natural. Las pinturas que acompañan el mapa dan cuenta de una imagen vinculada a la narrativa del escritor colombiano Gabriel García Márquez: glaciares flotando en un río tropical y en una zona particularmente cálida. Honda tiene la reputación de ser el lugar con las temperaturas más elevadas de toda Colombia. El espacio del mapa expandido donde correspondería situar a Armero se proyecta un video que apela a lo sensorial más que a lo representativo, en su composición visual no es posible distinguir ningún referente concreto.

      Hay también otro tipo de “eventos”: representaciones de mitos originarios como el de la creación de la noche a partir de una erupción. En este relato la mujer rompe el medallón del hombre y con ello se quiebra el cielo, lo cual resulta en que miles de saltamontes -las cenizas del volcán- caen y lo cubren todo. El título de la exposición hace referencia a la forma científica de datar un evento: no se utiliza "antes de cristo" sino "antes del presente" que, igual de impreciso, se acerca más al tiempo geológico que al histórico marcado por la ideología y la religión. 



      José Roca Curador

       

    $22,000.00Price